domingo, 4 de diciembre de 2011

¿Crees en los demonios?


¿Crees en los demonios? 



No todas las cosas de este mundo están a la vista de todos, hay cosas que permanecen en la oscuridad, con las sombras, ya que les gusta y es mejor para nosotros que permanezcan ahí. 

Créeme. 

Esas cosas son tan extrañas que es difícil dar con una descripción que las abarque satisfactoriamente, y aunque parezcan de otro planeta, no lo son, provienen de este mundo como nosotros y conviven a nuestro alrededor. 

Sólo que no sabemos identificarlos, o, mejor dicho, verlos. 

Aquello paso en una hermosa mansión con toques europeos del siglo XVIII, una belleza muy cautivadora para nuestra época. Aquella mansión tenía una hermosa vista y estaba alejada de la ruidosa ciudad y por cinco años estuvo a la venta hasta que ese apuesto joven la compró. 

Aquel joven era aficionado a las antigüedades y a la lectura. Tenía veinticuatro años, una saludable piel blanca, unos ojos verdes semejantes a las esmeraldas, un sedoso cabello de color negro, una constitución muy saludable, unos rasgos muy varoniles y unos labios semicarnosos muy sensuales. 

Todo un galán digno de cualquier fantasía femenina. 

Como había dicho, el joven compro la mansión gracias al contacto de un amigo sin pensarlo mucho. Y en unas tres semanas se mudo a su nuevo hogar. Al principio, todo iba bien y normal. La mansión era acogedora y su nuevo dueño (por cierto, el apuesto joven se llamaba Ángel) disfrutaba placenteramente su estadía en ella. No obstante, todo cambio después de una semana. 

Aquella nueva semana, el ambiente en la mansión se volvió aterrador y Ángel ya no se sentía muy seguro como antes. Era testigo de que los objetos se movían de lugar para volver a su sitio original sin importar cuantas veces fueran cambiados, podía escuchar unos pasos recorriendo los rincones de la casa hasta una risa y las ventanas y puertas se abrían y cerraban en cualquier momento de repente. 

De noche era peor. 

Dormía en la habitación grande, la cual perteneció al antiguo señor de la casa, y podía percibir como era observado por “alguien”. El pobre pasaba gran parte de la noche intentando calmar su miedo deseando que todo fuera producto de su imaginación. 

Pero no era así, ya que realmente había alguien ahí. 

Tuvo la idea de contarlo a las autoridades, pero al referir la historia a los vecinos de otras casas dijeron que nunca habían escuchado tales cosas. Preguntó por el antiguo dueño, pero no le dieron mucha información, ya que al parecer casi no salía de la casa y que lo único que tenían claro era que desapareció sin dejar rastro. Tras saber todo eso, desistió de su idea. 

Pasado un tiempo en que las cosas continuaron como estaban, Ángel se había acostumbrado a todo lo extraño hasta que una noche su misterio “huésped” le hablo para decirle: “falta poco para la noche en que serás mío”. Aquello voz era fría y aterradora y termino en una carcajada que permaneció latente en la mente del pobre chico. 

¿Y qué crees? La noche llego sin que Ángel supiera… 

Era la noche especial en la que los seres de las sombras salen al mundo y se mesclan con los vivos para hacerles recordar su existencia de ingeniosas maneras. 

Ángel se acostó temprano esa noche porque estaba muy cansado y no era muy creyente de todos esos cuentos. Se había quedado dormido de inmediato. Sin embargo, cuando el reloj marco la medianoche, Ángel se despertó debido a un extraño olor. Aquel olor era muy dulce y parecía provenir del mismo cuarto. Ángel al olerlo más se sintió muy extraño, sentía como sus fuerzas disminuían y que un intenso calor se apoderaba de su cuerpo. 

Aquel calor recorría todo su interior como si fuera fuego, tanto que lo hacía estremecer hasta gemir y sentir cierta molestia en la entrepierna. Deseaba levantarse, pero no podía hacerlo, su cuerpo carecía de fuerza alguna. Y para empeorar más su temor, vio como su ropa de dormir se deshacía por sí sola, dejándolo desnudo y vulnerable. Una extraña sombra comenzó a emerger con la forma de un remolino ante sus ojos, ubicándose encima de su cuerpo. Ese ser amarro sus brazos y piernas con unas ataduras que provenían de su propio y extraño cuerpo abriéndolo de forma descarada y haciendo que el pobre sintiera mucha vergüenza además de miedo. 

Deseo gritar pero su boca fue sellada por lo que aparentemente podría considerarse como “la boca” de su atacante. Sentía como una lengua larga recorría toda su cavidad bucal dejándolo sin aliento. Al separarse, Ángel aspiro fuerte en busca de aire mientras la lengua lamia su cuello y seguía hasta su pecho saboreando sus pezones. Al rato, siguió bajando hasta su vientre, Ángel se sentía desfallecer con cada contacto y roce de su perpetrador. Nunca se había sentido de esa manera: con el calor recorriendo su cuerpo como si fueran ondas eléctricas, el aire que abandonaba sus pulmones a cada segundo anhelando más y el sudor bañándolo por completo con mucho placer. 

Era maravilloso a pesar de desconocer los motivos de toda esa situación tan extraña. 

La sombra al percibir su gusto “sonrió” y avanzo hasta su erecto miembro lamiéndolo hasta introducirlo dentro de su boca. El placer de Ángel se volvió más fuerte con cada succión hasta que se corrió. Ángel creyó percibir como su semen era engullido por “algo”, hasta creyó oír un cierto degustar. Aquello no se quedo ahí, las piernas de Ángel fueron más sujetadas dejando a la vista su pequeña entrada. Pudo sentir como esa curiosa lengua lamia su entrada fervientemente hasta introducirla por momentos a su interior provocándole intensas oleadas de placer. 

No obstante, a pesar de que Ángel se sentía en el paraíso con tanto éxtasis, también sentía un inquietante temor que no lo abandonaba, como si algo fuera a pasarle. Era verdad que estaba viviendo una experiencia sobrenatural, ya que era incapaz de ver los rasgos de su acompañante, no podía divisar su cara o algo que le demostrará que era humano: no había nada, sólo una sobra oscura carente de forma. 

De repente, Ángel gimió de dolor, ya que el extraño ser estaba introduciendo su “miembro”, un “miembro” grande, dentro de su entrada. Al sentirlo tenso, el olor dulce del inicio volvió a aparecer haciendo que Ángel se relajara. Y una vez, tranquilo, el “miembro” atravesó despacio hasta estar por completo adentro. Y al cabo de unos minutos, comenzó a moverse. Los movimientos variaban entre rápidos y lentos haciendo que los gemidos de Ángel también se alteraran con cada empuje. Súbitamente, ante los ojos de Ángel, se formo otro “miembro”, cerca de su boca, que se introdujo sin previo aviso. Ahora estaba siendo perpetrado por dos miembros y era incapaz de oponerse ante ellos; ambos miembros entraban y salían al mismo tiempo en perfecta armonía. El cuerpo de Ángel se sentía cerca del frenesí como hace poco. Un frenesí que prometía ser intenso y abrasador. 

Y así fue. 

Ángel se sentía agotado, las ataduras lo dejaron pero era incapaz de moverse. Abrió los ojos y vio que todavía era de noche. Aquello no había sido un sueño, y lo afirmo más aquella voz: “Ahora ya eres parte de mi colección. Eres mío por toda la eternidad”. Dijo y su forma de sombra comenzó a agitarse hasta revelar otra forma que hizo que los ojos de Ángel se abrieran con un terror inimaginable, pero se volvieron vacios en un instante. 

La oscuridad había caído sobre él. 

Y la noche especial para las sombras se acercaba a su fin y el extraño ser se acercaba a la ventana para contemplarla. No era un ser común y corriente, era un ser especial que se alimentaba para poder existir y mantenerse en el mundo, y sólo podía hacerlo una vez al año en aquella… 



_Detente ya, Arcángel, ya escuché suficiente. 

La boca de Arcángel se detuvo en el aire ante tal interrupción. 

_David, pero ya estaba técnicamente en el final. Sólo me faltaban unas líneas más. Ahora tendré problemas cuando vaya a transcribirlo_ dijo Arcángel sorbiendo un poco del jugo de naranja que había pedido en la cafetería mientras le contaba el relato a David_ ¿Qué pasa? ¿No te gusto el relato? 

_Creo haberte pedido un relato de terror no uno pornográfico. 

_ ¡Por Dios! No ofendas al arte con esa vulgar palabra. 

_Hubiera sido decente si hubieras implicado a una mujer en vez de un hombre. 

_Al principio, iba a ser una mujer, pero me deje llevar por “ese lado”_ dijo Arcángel con una sonrisa. 

_Últimamente, mi amigo, te dejas llevar mucho por “ese lado”_ dijo David con cierta ironía_ Y dijiste, ¿Qué está basado en un hecho real? 

_Sí. Le paso al conocido de un amigo que tenía un pariente y el cual tenía un amigo que me lo conto. Es más, fui al lugar de los hechos para afirmarlo. ¿Te acuerdas del viaje de hace un año? No sabes lo que se siente escribir basado en “hechos reales”. 

_Si, me parece bien por ti_ dijo David terminando su café y mirando su reloj_ Ya debo irme, se me hará tarde para el trabajo_ dijo levantando sus cosas. 

_ ¡Espera! ¿Y los preparativos para la fiesta? 

_Todavía quedan tres semanas para eso. En verdad, Arcángel, es raro verte entusiasmado con este tipo de eventos, ya que sueles considerarlos como festividades “comerciales”. Hablaremos después, galán, nos vemos._ dijo David despidiéndose de Arcángel y saliendo de la cafetería. 

Arcángel lo siguió con la mirada a través de la ventana hasta que se perdió en la multitud. Tras eso, sus ojos verdes cambiaron mostrando otro semblante. 

<<Los humanos de esta época tienen prisa a todo momento, ya casi no se divierten como antes y, para colmo, son incrédulos. ¡Qué humanos tan estúpidos y aburridos!>> 

Arcángel termino de beber su jugo de naranja relamiéndose los labios seductoramente con su lengua haciendo que las chicas que tenia al frente se sonrojaran. 

<<Lo bueno es que sólo faltan tres semanas para la fecha. David no está mal, pero me quedare con este cuerpo, me gusta más que el suyo, y si me alimento bien, podre mantenerlo por treinta años hasta que consiga otro. >> 

La sombra de Arcángel comenzó a transformarse sin que las personas del lugar se alteraran por ello, ya que formaba parte de sus poderes. 

_Me pregunto, mi querido David, si para después de esa noche seguirás sin creer en los demonios_ Arcángel sonrió_ Lo único seguro que tengo es que serás un delicioso platillo para degustar por toda la noche… 

El corazón roto

El corazón roto 



_Mi corazón está roto. ¿En verdad así lo quieres? 

_Claro, fíjate, el mío también está roto_ dijo mostrándoselo. 

Al verlo noto todas las fisuras que tenia, algunas eran más profundas que otras. Eran señales de muchos sufrimientos. 

_Tú has sufrido más que yo_ dijo con cierta lastima_ Si mi corazón estuviera como el tuyo, no lo volvería a entregar. ¿No temes que le haga daño? 

_No, ya me acostumbre a soportarlo, es parte de la vida. Además, esto demuestra lo mucho que fui amado._ Miro su corazón_ Todas estas fisuras fueron hechas por personas que me amaron y también ame. Conservaban en su interior momentos muy hermosos para mi, muchos recuerdos que me hicieron feliz_ Tornándose triste_ Pero hubo inconvenientes que quedaron marcados y que nos hicieron ver la verdadera forma de nuestros sentimientos. Al saber eso, decidimos separarnos para no causarnos más daño ya, era doloroso. Y así se crearon estas quietas en nuestros corazones, ya que siempre sale lastimado en este tipo de situaciones. 


_ ¿Y cuanto te tomo para curar la herida?_ dijo el pequeño con curiosidad_ A mi me tomo bastante tiempo porque esas heridas parecieran que te destrozan por dentro poco a poco. Y no hay una forma correcta para describirlas, pero diría que son como la muerte propia. 


_Eso siempre depende porque cada quien tiene su rimo y tiempo, no somos iguales, también depende de la herida. En mi caso, algunas llevaron bastante tiempo, pero logre sanarlas. Ahora yo te pregunto, ¿Por qué tanto énfasis? ¿Te arrepientes o no estás seguro de amarme? 


_No es eso, lo que pasa es que has tenido más experiencias que yo y soy un poco torpe, mis relaciones no han durado mucho por mi culpa. La verdad no quiero lastimarte, has sido muy amable conmigo… 


Sus palabras se vieron interrumpidas a causa de un beso dado por su futura pareja. Un beso tierno y lleno de amor que tranquilizo su corazón. 


_Escucha: el hecho de que haya tenido muchas parejas no me hace un experto. Con cada relación ves cosas nuevas que no tenias con la otra; cada relación es única en sí, ellos son ellos y tú eres tú, mis antiguas parejas forman parte de mi historia; y además nadie puede decir que es un experto en el amor, ya que es el sentimiento más complejo del mundo. 


_Pero, ¿Y si ves que estabas equivocado al elegirme y te arrepientes? 


_Claro que no lo hare. Tú despiertas sentimientos en mi corazón que hace que vaya más rápido de lo normal. Yo te quiero y eres una persona especial, sólo debes confiar más en ti mismo._ dijo tomando su mano. 


Se quedo callado. 


Se sintió mal por haber sacado un tema que no tenía nada que ver en un intento de tranquilizar sus miedos. Había lastimado a tantos corazones y no quiera añadir más a la lista de fracasos. 


_No tienes por qué tener miedo_ volvió a decir su futura pareja_ Tú y yo nos queremos mutuamente, tenemos cierta confianza entre nosotros y nos estamos comprendiendo cada día un poco. Estaremos bien. Esta conversación es una prueba de ello. Además, me gustas mucho_ le dijo con una sonrisa. 


_Tu también me gustas mucho y te quiero. Cuando estoy contigo soy muy feliz. Es por eso que no me gustaría hacerte daño con alguna de mis estupideces. 


_Eso no va a pasar, todo va a estar bien. Pero si terminamos descubriendo que lo nuestro no tiene futuro y sólo nos estamos haciendo daño, simplemente rompemos y tomamos caminos distintos. Nos pongas esa cara_ dijo al mirarlo_ No soy pesimista sólo quiero hacerte entender que todo puede pasar entre nosotros, ya que el corazón humano es lo más raro que nos ha dado Dios. Ante cualquier situación, debemos mantener la confianza y la comunicación. ¿De acuerdo? 


_Si_ respondió con una gran sonrisa. 


_Entonces, ¿Ya estas tranquilo o tienes otra inquietud atormentándote? 


_No, ya me siento bien_ dijo con una sonrisa. 


Él se sentía un poquito más seguro que antes. Estaría bien. 


_En ese caso, terminemos con esto. 


Ambos extendieron sus corazones al otro, cada uno tomo el corazón del otro y lo coloco dentro de su pecho. Al momento, comenzaron a latir y pudieron sentir los sentimientos que cada uno guardaba en su interior. El pequeño se sentía a gusto con el corazón de su pareja, que a pesar de estar más roto que el suyo, era muy cálido. 


Al terminar ese curioso compromiso, no era más que un comienzo, ambos sonrieron y se besaron amorosamente haciendo que sus corazones se aceleraran.


Mahou Shoujo Madoka Magica



Genero: Girl Magic, sobrenatural, drama, tragedia, terror.

Capítulos: 12 

Año: 2011

Sinopsis: Madoka, es una chica ordinaria de segundo año de la Tercera Secundaria; un dia, una chica llamada Homura que luce exactamente como ella aparece en sus sueños se trandirio a su escuela. Desde ese encuentro con una chica milagrosa, Madoka tiene que estar en contra de su nuevo destino como una chica mágica. 

Opinión personal: Esta historia me llego por casualidad, me llamo mucho la atención algunos comentarios y criticas bastantes positivas de ese anime: no es el típico "Girl Magic" que suele verse; la combinación de terror y magia quedo espectacular, etc. Y es verdad, primeramente leí su manga y después el anime, no hay mucha diferencia entre ambos ni siquiera hay censura con ciertas partes, y la historia y los hechos no son lo que parecen. Es genial y a mi me ha gustado mucho. Todo es perfecto en si, uno de los mejores animes del año.




lunes, 10 de octubre de 2011



Un nuevo mirar y un nuevo nombrar 


_ ¿Cómo debo de mirarlo ahora, cómo debo de llamarlo después de lo que hizo, él ya no es la persona que conocí? 


_ ¿Por qué? 


_Porque es diferente, no se da cuenta, era como todos nosotros, era bueno, amable y servicial. Yo pude pensar de cualquiera pero no de él, era imposible, no tenía lógica ni sentido. 


_ ¿Qué sentiste? 


_ ¿Qué? 


_ ¿Qué fue lo que sentiste tras el hecho? 


_Rabia, dolor, traición; más que todo traición. 


_ ¿Por qué traición? 


_Porque él era todo para mí, era alguien a quien admiraba y respetaba, pero se vinieron abajo todos esos sentimientos. 


_ ¿Por eso sufres? 


_Sí. 


_Pero él ya pago por lo que hizo. ¿No crees que merezca una nueva oportunidad? 


_Si y no… lo que pasa es que ahora es distinto, tiene una marca que la llevara siempre y eso lo hace diferente. 


_ ¿Por qué? 


_Podría volver a serlo, lo haría otra vez, cómo se podría confiar en él después de eso. 


_Dándole una segunda oportunidad. 


_Así nada más. 


_Somos seres humanos que cometemos miles de errores y no nacemos destinados a hacer el bien o el mal, podemos vernos envueltos en ambos lados y al final tomar una decisión para nuestro propio bien o mal. Y para eso se hicieron las segundas oportunidades, para poder corregir nuestros errores y poder vivir. ¿No lo crees así? 


_Sí. Pero cómo debo de mirarlo y de llamarlo… no sé cómo. 


_Deja que el tiempo decida eso por ti. Pero ten en cuenta que él necesita de tu afecto y de todo tu apoyo, si es una persona importante para ti, él también debe sentir lo mismo por ti. 


_Lo entiendo, pero aún no me respondes mi pregunta: ¿Cómo lo miro? 


_Míralo como tu igual, como otro ser humano.
El orgullo de las Musas 


Una noche cubierta de estrellas, en la cima del monte Helicón donde está ubicada la morada de las talentosas Musas, hijas de Zeus y Mnemosina, diosas de las artes como la poesía, la comedia y la música. Estaban esa noche todas en el jardín tocando de manera suave sus instrumentos, esperando la llegada de alguien. 

—La noche de hoy es adornada por las ochenta y ocho constelaciones que nos recuerdan la historia de poderosos seres que caminaban por la tierra hace tiempo —comentó Urania, la de los celestes ojos—. Y nuestro nuevo pupilo tiene una hora de atraso. 

—Descuida hermana es sólo un mortal y a ellos les cuesta ubicar las divinas moradas en donde habitan los inmortales — contestó Talía, la de la alegre sonrisa—. Aparte no olvidemos que el pobre es ciego y le costara más. 

—Es cierto. Es una lástima. Es un mortal joven pero tiene mucho talento. —dijo Clío, la de los históricos recuerdos. 

—Y eso es lo único valioso para nosotras. A pesar que perdió la vista conociendo las maravillas que tiene la tierra, no será el último ni el único de nuestros pupilos que haya sido ciego de vista pero grande de talento. —dice Calíope, la de gloriosa fama. 

—Aunque ustedes creen que pueda superar el gran talento de nuestro Orfeo. —dijo Euterpe, la de melódica voz. 

— ¡Por supuesto que no! Orfeo es muy talentoso y lo sigue siendo después de muerto. —comento Polimnia, la de profundas verdades. 

—Es cierto. Fue bueno que nuestro tío Hades, por mandato de nuestro padre Zeus, le concediera a Orfeo la gracia de deleitar a las almas recompensadas por los dioses en los jardines de los campos Elíseos. —dijo Tersícore, la de los suaves pies. 

—Sí. Pero volviendo con el nuevo, siento que su talento será tan grande y majestuoso que será admirado mucho más allá de nuestros tiempos. —dice Calíope. 

— ¿A qué te refieres con eso hermana?—pregunta Melpómene, la de los instantes trágicos. 

—Me refiero que si hacemos que todo su talento brote y le enseñamos a usarlo adecuadamente, puede hacer que los mortales no olviden completamente a los dioses como puede ocurrir en algún momento. —fue la respuesta de Calíope. 

—Por favor que tonterías estás diciendo Calíope. —dijo Urania. 

—No lo ven, queridas hermanas, acaso con el tiempo las estrellas no pierden su brillo y terminan por morir. 

—Pero los dioses son inmortales, cómo puede morir algo inmortal. Acaso dices eso por las palabras que dijo Apolo hace tres noches en el banquete olímpico. —dijo Polimnia. 

—Sí. Y lo que dice Apolo siempre se cumple. Es verdad, somos inmortales y no podemos morir pero si las personas nos cambian por otros y nos olvidan con el tiempo, no es lo mismo que estar muerto. —dijo Calíope con lágrimas en los ojos. 

—De ser así nuestro cruel destino, hagamos que él sea todo un orgullo para nosotras y que cada vez que un mortal lo escuche o lea algo propio de él recuerde los tiempos en donde los hombres y dioses vivían en la misma tierra. — dijo Clío. 

—Así será. Y haremos que otros se inspiren de él. —dijo Melpómene. 

—Así lo haremos. —respondieron todas las musas a la vez. 

En ese instante, sintieron una suave melodía que les indicaba cuando alguien entraba a su casa. Penetro en el jardín un hermoso joven, al cual las musas le sonrieron. 

—Por fin llegaste, tenemos rato esperándote. —le dijo Talía. 

—Perdónenme pero no logre ver bien el camino. —contesto el joven. 

—No le hagas caso a Talía, ella siempre hace preguntas sin sentido. —dijo Euterpe. 

—Volviendo contigo. Ya te decidiste, quieres que te enseñemos nuestras artes. —le pregunta Calíope. 

—Sí. Es lo que más deseo en este mundo y les prometo no defraudarlas. —fue su respuesta. 

—Eso esperamos todas. Por cierto, no conocemos tu nombre ¿Cómo te llamas?—pregunta Calíope. 

—Mi nombre es Homero, celebres diosas. 

—Muy bien Homero, comenzaremos ahora mismo.

domingo, 2 de octubre de 2011

El jardín de Hades y las joyas de Afrodita


Dicen que Hades, el dios de los muertos, es el más cruel y malvado de todos los dioses. Pero la verdad es que es el más tranquilo y justo de todos, tanto así, que la única vez que se le ha visto molesto es cuando un mortal baja al infierno, a tomar una de las garras de su mascota Cerberos para demostrar su valor y aún así lo deja ir. Una vez, estuvo paseando por la tierra como un mortal y se fijo en algo que llamo su atención, se trataba de un jardín lleno de hermosas flores. Lo que llamo más su atención fue la hermosura que mostraban las flores”— ¿cómo es posible que algo tan débil pueda mostrar tanta belleza?—” pensó Hades, y se llevó una de las flores para sembrarla en el infierno y así tuviera algo hermoso para admirar, pero apenas entro en su castillo, la flor se marchito completamente, volvió a intentar, pero volvió a ocurrir lo mismo, intrigado, llamó a Atenea, la diosa de la sabiduría, para que le diera un consejo. Cuando llego Atenea le explicó lo que quería, al terminar le dijo que fuera a llamar a Afrodita, ya que a ella le fueron concedidas las flores por su belleza. Al llegar Afrodita, Hades volvió a explicar, y a terminar Afrodita, desconcertada, le dijo:

 — ¿Cómo esperas que te ayude si es obvio que todo lo bello y vivo que tiene la tierra se muere al entrar a tus dominios?

 Hades, molesto, le dijo que para sus poderes no era tarea imposible si ella lo deseara, Afrodita, ofendida, empezó a discutir con él. Atenea paro la discusión diciéndole a ambos:

 —Hay una manera muy sencilla de resolver esto, con un cambio, si lo que deseas Hades es un jardín dale algo a Afrodita para que te lo conceda.

 A Hades le pareció buena idea y le preguntó cortésmente que le gustaría tener para crear el jardín, Afrodita siempre deseo tener joyas hechas con las piedras que se formaban en el infierno, ya que eran unas piedras muy hermosas y brillantes, las cuales les pertenecían a Hades. Así cerraron el trato y comenzaron a trabajar, Hades envió las piedras a Hefesto, el dios herrero, para forjarlas en joyas, en cuanto a Afrodita pidió ayuda a los gemelos, Apolo y Artemisa, para crear las flores.

Al cabo de un tiempo, Afrodita lucia las joyas más hermosas que la hacían ver mucho más hermosa de lo que era, ocasionando la envidia tanto para las diosas como para las mortales. En cuanto para Hades obtuvo también lo que quería, Afrodita había creado una hermosa flor blanca que se mantendría viva sólo en sus dominios, y la sembró cerca de su palacio. Ahora estaba más contento que nunca, solo que ahora que tenía un jardín, obtuvo otra razón para molestarse y se debía a que, ahora los mortales bajaban al infierno para tomar una flor como prueba de amor, pero aún así los deja ir.